Picture of Breast Lift with Implants

Puede modificar el formato de la mama y la areola, estirando la piel si está flácida. Al ser combinada con la colocación de un implante se da volumen especialmente en la porción superior de la mama.

Si ha llegado el momento que estás lista para cambiar la forma o tamaño de tus senos para verte espectacular o resolver un problema estético, el levantamiento de senos con o sin implante es algo que debes considerar. Lee los consejos y recomendaciones que presentamos a continuación para tomar la mejor decisión y saber qué esperar de este tipo de cirugías.

¿Cómo saber si necesitas implantes de seno, levantamiento de senos o ambos?

Cada una de nuestras pacientes tiene una idea muy única de cómo quisiera que se vieran sus senos. Entre tú y tu cirujano (la Dra. Alicia o el Dr. Nain) podrán decidir cuál es el mejor camino a seguir para obtener los resultados deseados.

  • Un levantamiento sin implante puede ayudar a una mujer cuyos senos se apoyan sobre la parte superior de su abdomen. Al levantarlos estarán de nuevo en su lugar original dando como resultado inmediato la apariencia de haber perdido peso. Con este procedimiento también es posible volver a ubicar los pezones para los casos en los que estos se encuentran apuntando hacia abajo y lograr así un aspecto más juvenil.
  • Un levantamiento que además incluya implantes te dará las ventajas del procedimiento descrito arriba, más la codiciada plenitud de la parte superior de las mamas. Esta plenitud hace que una se vea espectacular al portar un bikini o vestido escotado, dando una figura más llamativa.

Tipos de implantes

El tamaño, la forma y la proyección de la mama determinará qué tipo de implante se usará en cada procedimiento. En la actualidad existen:

  • Prótesis de forma anatómica – Se adaptan a cualquier tipo de cuerpo pues las hay más alargadas o más anchas y su utilización dependerá de la morfología del tórax de la paciente.
  • Prótesis de forma redonda – Las prótesis redondas también se adaptan en su tamaño a las proporciones de la persona y sobre todo al contraste de las curvas del resto del cuerpo.

Ambas prótesis son exactamente igual de seguras, lo que importa es que durante la consulta platiques con detalle cuales son los resultados que quieres lograr, es decir, buscaremos la apariencia específica que deseas, la cual, se ha perdido con los años o la proyección de los senos siempre deseaste que fuera mayor, entonces esta es una gran oportunidad de conseguirla. Gracias a todos los detalles que proporciones durante la consulta seleccionaremos la mejor técnica para ti.

¿Por qué se da la caída del pecho?

La caída y la flacidez del pecho se dan por varias causas que pueden incluir la gravedad, el envejecimiento, el embarazo o la pérdida de peso. En estos casos, la piel da de sí, y la mayor parte del tejido mamario pasa a situarse en la parte inferior del pecho, quedando el pezón mirando hacia abajo. Esto sucede sin importar el tamaño de las mamas. Además, las mujeres con piel poco elástica tienen más tendencia a presentar un pecho caído.

En senos que no presentan caída, el pezón y el seno se encuentran por encima del surco submamario (parte inferior del seno). Cuando la hay, la caída del seno se da en distintos grados:

  • Grado I, ptosis o caída leve: El pezón se encuentra situado a nivel del surco submamario.
  • Grado II, ptosis moderada: Las areolas se encuentran  1 a 2 cm por debajo del nivel del surco submamario.
  • Grado III, ptosis severa: Las areolas están muy por debajo del surco submamario y orientadas hacia abajo. El pezón se encuentra más de 4 cm por debajo de la posición del surco submamario.
  • Pseudoptosis. El pezón se sitúa por encima del surco submamario, pero el polo superior de la mama se encuentra vacío y toda la glándula se encuentra situada en el polo inferior.

Un buen brasier ayuda a una buena recuperación

El cirujano te dará las indicaciones necesarias para lograr una buena recuperación, aunque por lo general este tipo de operaciones no suelen generar complicaciones. No obstante, debes tener cuidado para recuperarte lo más pronto y mejor posible:

  • Al salir de la operación tendrás un sostén especial que protege la zona intervenida y se quitará durante los primeros pocos días. Usa otro brasier especial durante cuando menos un mes. Mantener los senos sostenidos asegurará buenos resultados.
  • Vigila la hinchazón de la zona. Inmediatamente tras la operación, sentirás los pechos un poco inflamados, pero eso irá disminuyendo poco a poco.
  • Cuida mucho las cicatrices y no las mojes hasta que no te retiren los puntos de sutura.
  • Ten cuidado de no levantar cosas pesadas. De preferencia mantén un descanso casi absoluto durante las primeras 48 horas. Después no levantes los brazos (para peinarte o meterte un vestido), ni te pongas detrás del volante hasta que el médico lo autorice.
  • Evita dormir boca abajo para no poner presión en la zona ni dañar el proceso de cicatrización.
  • Dependiendo del tipo de mastopexia que se haya realizado (reducción, levantamiento o aumento de senos), el médico indicará qué tipo de brasier deberás usar y por cuánto tiempo. La recomendación puede ir desde simplemente un vendaje por unos días hasta brasieres con indicaciones especiales.
  • En el caso de reducción de senos acompañada de elevación, se recomienda el uso de brasieres deportivos (sin aros). Estos se apoyarán sobre la zona hinchada, ejerciendo presión y disminuyendo la inflamación. Antes de recibir autorización de usar un brasier normal, el cirujano deberá ver cómo va el proceso de cicatrización.
  • Cuando se realiza una mastopexia simple, se recomienda también el brasier deportivo pues al ser elástico presionará la zona evitando inflamación. Se recomienda el uso de estos sostenes tanto de día como de noche hasta que la zona deje de mostrar inflamación.