Has estado pensando en realizarte una cirugía plástica desde hace tiempo y estás por entrevistarte con quien podría ser tu cirujano. En ocasiones fuimos con la recomendación de alguna amiga o conocida. Quien se encargue de tu cirugía será la persona que te dejará viéndote maravillosa, tal y como lo has imaginado por mucho tiempo y los resultados durarán por muchos años o incluso, toda la vida. Queremos darte algunos consejos para que al final tus resultados te dejen 100% convencida de que eso era lo que querías, y que esa decisión también se apoye de analizar la seguridad, acreditaciones y otros factores para evitar que el procedimiento suceda en condiciones que no sean seguras.

Por eso, es muy importante no precipitarse a tomar la decisión sin contar con toda la información necesaria sobre el médico, clínica y hospital en cuyas manos te vas a poner. Hagas lo que hagas, nadie quiere terminar siendo operada por  una persona sin acreditaciones con poca experiencia o bajo condiciones de riesgo.

Tres consideraciones importantes

Aquí te proporcionamos una serie de consideraciones que deberás tomar en cuenta antes de realizarte cualquier operación:

  • Certificación: Asegúrate de que cuente con un número de certificación y una cédula de especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva. El Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva publica y actualiza su información en un directorio. Ahí puedes buscar a tu médico.
  • Acreditación: Un Cirujano Plástico activo en asociaciones es un cirujano que se actualiza y está en constante crecimiento. Lo mínimo indispensable, es que sea miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, idealmente procura que esté en consejos, cuerpos colegiados y asociaciones tanto locales como nacionales y hasta internacionales.
  • Experiencia: Con el paso del tiempo un cirujano toma experiencia al trabajar cada vez mayor variedad de casos médicos, por lo que como consecuencia su trabajo mismo va mejorando y las habilidades de su equipo médico formado por anestesiólogos, instrumentistas, etc. Se vuelve un equipo donde uno puede confiar con mayor tranquilidad. Pregunta sobre estos temas durante la consulta, solicita al cirujano fotos de pacientes previos para que puedas ver su trabajo no solo por el atractivo de fotos de antes y después sino para que puedas confiar si en verdad puedes dejar tus expectativas en sus manos. Si conoces personas que han sido tratadas por este médico, escucha sus experiencias también te pueden servir como referencia de todo el proceso desde que haces el primer contacto hasta que los cuidados post operatorios han terminado.
  • Infraestructura hospitalaria. Definitivamente quieres evitar clínicas patito fuera de las regulaciones legales que son un mínimo indispensable también. Toma en cuenta si la operación será en un hospital o en una clínica donde se acondiciona un quirófano, al mismo tiempo pregunta por el soporte de las otras especialidades médicas que hay en el mismo ya que no es necesario, pero siempre es mejor contar con banco de sangre, áreas de terapia media, terapia intensiva, auxiliares de diagnóstico y otras especialidades que apoyen y respalden el procedimiento para que se puedan solicitar de manera eficiente los servicios. También la higiene y los protocolos de salubridad de enfermería, las habitaciones, quirófanos, etc.

Conoce a tu cirujano

Así como los doctores cuentan con un expediente del paciente para consultar información necesaria sobre ti, también tú valida durante la consulta aquellas cuestiones importantes para esta importante decisión. Ponemos una lista con preguntas que podrían ser de tu interés:

  • ¿Cuantas cirugías, como la que te interesa a ti, ha realizado?
  • ¿Cuenta con un equipo de profesionales capacitados para darle apoyo durante la cirugía y en caso de que se presente alguna complicación?
  • ¿Cuál es la experiencia de su anestesiólogo? ya que en caso de que tu procedimiento lo requiera es de suma importancia.
  • ¿Escucha tus expectativas y te da sugerencias en base a ellas?
  • ¿Te habla de los pros, los contras y las limitaciones de la cirugía que estás solicitando con detalles suficientes para ti?
  • ¿Te muestra claramente su forma de tratar a cada paciente?

Ve bien preparada para la primera consulta

No es de sorprendernos que la manera como se dan las citas médicas hoy en día no permite que pasemos mucho tiempo con nuestro doctor o especialista. Por lo mismo, es muy importante presentarnos a la cita con tantas preguntas como podamos para tener bien clara en nuestra mente lo que queremos lograr, y escuchar lo que funciona mejor; si es el cirujano ideal o si vale la pena una segunda opinión.

Esta es una lista de puntos que debes podrías tratar con tu médico durante la cita:

  • Historia médica – El doctor debe saber si padeces de alguna enfermedad o condición. Sé lo más específica que puedas en tus respuestas para que el médico se lleve una imagen completa de tu estado de salud y tenga todo el conocimiento de tus antecedentes médicos ya que es muy importante tomarlos en cuenta.
  • Anota los medicamentos que tomas, sus dosis y la frecuencia con la que las tomas. Esto le ayudará a tu médico a evitar posibles interacciones entre fármacos.
  • Lleva documentos médicos, rayos-x, imágenes de resonancia magnética o otro estudio importante que te hayas realizado relevante a tu cirugía.
  • Ve tranquila, a aclarar todas tus preguntas y dudas, si tienes alguna inquietud siempre háblala con el médico. Esto puede incluir cuánto tiempo va a durar la cirugía, cuánto tiempo deberás quedarte en el hospital, cómo será la recuperación y en qué instancias deberás comunicarte con el doctor una vez que estés en la fase post operatoria.

La comunicación es muy importante. Si esperas que el médico sepa lo que sientes y lo que estás pensando que va a suceder, puedes quedar decepcionada, por lo que también está en el médico saber cómo generar una gran comunicación entre ambos para que salgas satisfecha de la consulta. Si ya te sientes lista para hacer la consulta entonces estarás siempre con el control de la situación y segura de lo que estás haciendo.

Es importante también que durante la cita, el médico te explique los pasos que va a seguir al realizarte este procedimiento, teniendo claro cuáles serán los beneficios y limitaciones. De este modo te sentirás informada para tomar la decisión correcta.

¿Cómo es el lugar donde tendrás la cirugía?

Para tener la tranquilidad de que tu cirugía se hará bajo las mejores circunstancias, es importante que verifiques lo siguiente:

  • Que el hospital cuente con la documentación legal que acredite los servicios y procedimientos que ofrece, así como la infraestructura necesaria para ofrecer una atención médica de manera integral.
  • Que los productos y equipos que se utilizarán en la cirugía sean ofrecidos de manera tal que no tengas sorpresas al estar en la consulta.
  • Que el establecimiento cuente con un soporte sólido para todas las contingencias de salud que pudieran presentares y no solo con lo indispensable para ejecutar el procedimiento.

¿Cuánto te va a costar?

Realizarse una cirugía plástica es una inversión en una misma. No hay costos establecidos universales, pero sí toma en cuenta las razones por las cuales una cirugía puede costar más o puede costar menos:

  • Honorarios médicos.
  • Gastos de hospitalización como cuarto, enfermería, etc.
  • Instrumentación especial y calidad de los insumos requeridos para cada procedimiento.
  • Tratamientos complementarios.